Home Actualidad Emotivo homenaje a los 150 años del Tio de la Porra

Emotivo homenaje a los 150 años del Tio de la Porra

Por Redacción / Gandia
Emotivo homenaje a los 150 años del Tio de la Porra

· Desde esta mañana y hasta la finalización de la Feria la Casa de la Marquesa acoge la exposición organizada desde los departamentos de Cultura y Políticas Festivas y comisariada por el escritor Josep E. Gonga, con la colaboración del historiador Suso Monrabal.

· A la muestra también ha colaborado cediendo material el Museo Valenciano de Etnología, el Archivo Municipal de Gandia, así como personas que, de forma altruista, han hecho sus aportaciones particulares.

Si a Gandia tenemos un personaje capaz de aglutinar a grandes y pequeños, a vecindario y visitantes… ese es, sin duda, nuestro querido Tio de la Porra, todo un símbolo y un referente de nuestra ciudad, declarado Bien de Relevancia Local en 2012 a petición del Ayuntamiento de Gandia.

Nuestro personaje más singular celebra 150 años y la ciudad de Gandia quiere homenajear como se merece esta efeméride con la exposición “Lo Tio de la Porra”, que ha abierto las puertas esta mañana hasta que finalizo la Feria y Fiestas, del 1 al 4 de octubre.

Al acto de apertura en la Casa de la Marquesa ha asistido el alcalde de la ciudad, José Manuel Prieto, acompañado del regidor de Cultura, Nahuel González, el asesor de Políticas Festivas, Joan Muñoz, el comisario de la muestra, Josep E. Gonga, además de miembros de la corporación municipal, las Falleras Mayores de Gandia o la Madrina de la Semana Santa, entre otras. “Una efèmeride que llega en un momento en que nos hace falta, más que nunca, que lo Tio de la Porra nos arranco una sonrisa, nos vuelvo la esperanza, nos ayudo a recuperar el pulso de la ciudad que hemos sido antes de la pandemia…

El Tio de la Porra sabe impregnar de ese sentimiento tan único y especial a los que somos y vivimos a Gandia, y era de justicia conmemorar los 150 años desde que conocemos de su existencia en las calles de nuestra ciudad”, ha expresado el alcalde, quien ha agradecido al Museo Valenciano de Etnología y al Archivo Municipal de Gandia para ceder buena parte del material que se expone en esta muestra, así como a las personas que, de forma altruista, han hecho sus aportaciones particulares.

“Así mismo, quiero felicitar al comisario de la exposición, Josep Gonga, por su magnífico trabajo, y a Suso Monrabal, que ha hecho la investigación de todo el material gráfico que se exhibe”.

Para el regidor de Cultura la muestra inaugura una época de recuperación cultural y festiva. “En este sentido, el Tio de la Porra es un símbolo de ilusión, del fin de la oscuridad y que, a partir de ahora, las públicas, de la mi de la sociedad, vamos a trabajar para revivir un sector tan castigado y ixí volver a la ciudadanía esa felicidad que otorga la cultura”. González no ha escondido el sentimiento que produce recordar un personaje “que nos ha acompañado desde pequeños y que, por lo tanto, nos emocionará y nos recordará por qué lo Tio de la Porra es un emblema y forma parte de la memoria viva de Gandia”.

Del “Figurón” a nuestro Tio de la Porra La evolución de la figura del Tio de la Porra va aparejada a los cambios que ha ido experimentando Gandia a lo largo de este siglo y medio de historia, tal como queda reflejado en la exposición. Del “Figurón” tocando el tambor juntamente el “Cura de las Rocas” y “el Ayuntamiento de Farsa” del año 1871, hemos llegado al actual Tio de la Porra comandado por el presidente de la Federación de Fallas, que dirige una de las numerosas bandas que desfilan por los centros educativos de la ciudad para invitar a los niños y niñas en la fiesta. Por el camino quedan comparsas de labradores y labradoras, carros portante a gremios de diferentes oficios, o desfiles con figurantes vestidos de caballeros del tiempo de Jaime I o de Sant Francesc de Borja.

En todo este tiempo, la capacidad que ha tenido lo Tio de la Porra de involucrar a la ciudadanía de Gandia alrededor de su figura ha estado innegable. Falleros y falleras, germandats de la Semana Santa, los preuniversitarios de las Escuelas Pies, los estudiantes, y un hecho no menos destacado:

la incorporación de la mujer a las comparsas de forma masiva, un hecho impensable hace 40 años y que en la actualidad nadie discute. Es un signo más de la evolución que han experimentado, de forma paralela, la sociedad y lo Tio de la Porra que, como bien apunta Josep Gonga, pervive en el tiempo y en la memoria ciudadana, probablemente porque su figura está vinculada a un hecho emocional, a una vivencia colectiva, la de sacar a los niños y niñas de la escuela para ir a la feria, para salir de la rutina, de la cotidianidad, para parar el tiempo unos días y vivir la fiesta. Y no hay mejor muestra de recuperación y de normalidad, de resistencia, que abrir de nuevo las aulas a los tambores y las bandas del Tio de la Porra.

Un caso único el escritor Josep E. Gonga ha puesto en valor el hecho que lo Tio de la Porra sea de las pocas tradiciones festivas valencianas que se ha mantenido en el tiempo, en este caso, de forma ininterrumpida durante 150 años. “No pensamos que igual a como ahora lo conozcamos, evidentemente evolucionando y adaptándose a los tiempos, pero es un caso único en el campo de nuestras tradiciones”.

Finalmente, la pandilla de Dulzaineros y Tabaleters de la Safor ha interpretado la conocida pieza “Lo Tio de la Porra”, del año 2002, del compositor José Barberà.

Artículos relacionados

El medio de comunicación digital, de Gandia y toda La Safor
ipsum dapibus lectus mattis non ut porta. at
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad